Comunícate con nosotros

Creencias

7 de Agosto: Día de San Cayetano

Quién fue San Cayetano, el santo del pan y el trabajo; uno de los más venerados en la Argentina

Hoy miles de fieles celebran, agradecen y le piden pan y trabajo a San Cayetano. Y, como todos los años, su santuarios se llenan con creyentes que se movilizan desde todos los rincones del país para agradecerle y para asistir a las misas realizadas en su honor. Ahora bien, ¿cuánto se sabe de la vida de uno de los santos más populares de Argentina?.

Cayetano de Thiene nació en el seno de una familia de nobles el 1 de octubre de 1480 en Vicenza, por entonces república de Venecia. Su padre fue el conde Gásparo di Thiene, quien murió cuando él tenía sólo 12 años. Cayetano creció junto a su madre, la condesa María Da Porto, quien más tarde se convertiría en terciaria dominica.

Lo bautizaron con el nombre de Cayetano, en honor a un tío recién fallecido que era un canónigo docente de Derecho en la Universidad de Padua.

A los 33 años fue ordenado sacerdote y se inscribió en una asociación Del Amor Divino, cuyos socios se dedicaban a ayudar a los pobres y a los enfermos. Durante esa etapa se despojó de todos los beneficios económicos con los que contaba por venir de una familia adinerada.

En 1522, Cayetano de Thiene fundó el Ospedale degli Incurabili junto con San Jerónimo Emiliani, un hospital para enfermos incurables y también fundó una congregación de clérigos, conocida como la de los Teatinos.

Entre los milagros que Cayetano logró en vida suele evocarse aquel que tuvo lugar en un hospital que visitó en Venecia. En el centro de salud había internada una joven a la que le estaban por amputar una pierna gangrenada. Cayetano se acercó a su cama, le besó la pierna e hizo la señal de la cruz; al día siguiente, la mujer estaba curada.

En cuanto a los milagros que se le atribuyen después de su muerte, cuenta la historia que en plena crisis económica de 1930, un sacerdote llamó a algunos fieles para aconsejarles que rezaran al santo del pan y el trabajo; gracias a que le hicieron caso muchos mejoraron su situación en la que vivían.

Cayetano de Thiene murió el 7 de agosto de 1547, de ahí se originó la fecha que originó su celebración. Se caracterizó por su vocación de servicio hacia el prójimo, su solidaridad y su forma austera de vida. De hecho, durante sus últimos días de vida, su médico le aconsejó que se acostara sobre un colchón de lana y se negó. “Mi Salvador murió sobre una tosca cruz. Por favor permítame a mí, que soy un pobre pecador, morir sobre unas tablas”, exclamó el santo.

Fue beatificado el 8 de octubre de 1629 por el papa Urbano VIII y canonizado el 12 de abril de 1671 por el papa Clemente X. Se le conoce como Santo de la Providencia, Patrono del pan y del trabajo.

Haz click para agregar un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

11 − one =

Más en Creencias