[CÓRDOBA] 96 MIL MULTAS DE LA CAMINERA QUE VAN A PARAR A TRIBUNALES

En 2014 y lo que va de 2015, Rentas envió a juicio a miles de infractores. Unos 7.000 pagaron antes de verle la cara al juez.

Si no es por las buenas, será por las malas. Eso dijeron en la Dirección General de Rentas (DGR), y desde enero de 2014 a la fecha enviaron a juicio a 96.523 infractores que habían sido multados por la Policía Caminera, y nunca pagaron. De ese total, hasta ahora, sólo un pequeño grupo de automovilistas sancionados optó por abonar lo que debía antes de llegar a Tribunales. 

Así se lo informó a Día a Día Luis Domínguez, secretario de Ingresos Públicos de la Provincia de Córdoba, quien aseguró que para lo que resta del presente año se continuará enviando a juicio a morosos de la Caminera, hasta llegar a las 150 mil causas. “La prescripción de las multas opera a los dos años, con lo cual a medida que una infracción impaga se acerca a ese plazo, se pasa a procuración para que se inicie el respectivo juicio”, explicó el funcionario.

Buena parte de esos miles de casos que están en la Justicia corresponde a infractores de otras provincias que fueron sancionados en puestos de la Policía Caminera al transitar por alguna ruta (provincial o nacional) que cruza la geografía cordobesa. “Pero, también hay muchos que tienen domicilio en nuestra provincia, y que tampoco pagaron sus multas”, indicó Domínguez.

En 2014, la DGR envió a Tribunales 79.277 liquidaciones de deuda por un monto total de casi 150 millones de pesos, de las cuales 72.157 siguen su curso judicial. Las 7.120 causas restantes fueron canceladas, ya que esos infractores optaron por pagar las multas (incluyendo intereses y punitorios) y zafar del juicio. Así, y por esta vía, Rentas logró recuperar 10,6 millones de pesos.

En lo que va de este año, las multas impagas que se transformaron en demandas judiciales ya suman 17.246 (por 38 millones de pesos), de las cuales 51 fueron abonadas antes de llegar a las instancias finales del juicio (se recuperaron 122 mil pesos).

En rebeldía. Una vez que los infractores son declarados en “rebeldía” por no pagar las multas, Rentas envía los casos a la Fiscalía Tributaria de la Provincia, la que procede a sortear las liquidaciones entre los procuradores oficiales. Esos abogados comienzan a realizar el seguimiento de los casos que les han sido asignados, y agotan el trámite prejudicial. Luego, tienen la “obligación” de iniciarles juicio a los infractores que no se allanaron. 

Los juzgados que intervienen en cada caso son los de Ejecución Fiscal del lugar en donde se cometió y constató la infracción.


Fuente y foto: Día a Día.

0 Comentarios


Dejar un Comentario

  • Quiénes Somos?


  • Galería de Fotos