[SERRANO] POLICIAL AMBIENTAL CLAUSURO UN CRIADERO DE CERDOS

El establecimiento, que no contaba con la habilitación correspondiente, vertía efluentes altamente contaminantes y poseía fosas de animales muertos a cielo abierto.

Luego de receptar una denuncia que alertaba sobre la existencia de una granja en donde se desarrollaban actividades altamente contaminantes y perjudiciales para los vecinos de la zona, personal integrante de Policía Ambiental se hizo presente en el lugar para verificar la situación.

El establecimiento se encuentra situado sobre la ruta provincial n° 27 a la altura de la localidad de Serrano. Al ingresar al lugar, los inspectores actuantes verificaron que se trataba de una granja dedicada a la cría y comercialización de porcinos que no solo no contaba con la documentación necesaria para funcionar como tal, sino que además evidenciaba importantes infracciones al Código de Aguas de la Provincia.

La granja albergaba animales en etapa de maternidad, gestación, de recría y en periodo de engorde y desarrollo. Según el encargado, al momento de la verificación, en el lugar había alrededor de 1.200 animales.

Los inspectores comprobaron que los efluentes generados en el establecimiento son vertidos en dos lagunas sin impermeabilizar y en su máxima capacidad de almacenamiento. Además, una de estas presenta una filtración por sus extremos.

Por otra parte, se pudo observar que la granja presenta una perforación, entubado y seis bombeadores para la obtención de agua sin autorización alguna por parte de la Secretaría de Recursos Hídricos. Así también, se constató la presencia de un sector al costado de las lagunas que contenía dos fosas con animales muertos y resto de faena sin tratar y a cielo abierto, en evidente infracción a la legislación ambiental.

Frente a esta situación, el personal actuante requirió al encargado del lugar la documentación exigida para llevar adelante dicha actividad (licencia ambiental, el registro en el Sistema Intensivo de Concentración y Producción Animal (SICPA) y las autorizaciones de la Secretaría de Recursos Hídricos). Al no contar con dichos requerimientos se dispuso el cese preventivo y precautorio de las actividades hasta tanto se regularice la situación.

Se colocaron los carteles pertinentes y se labró el acta de constatación que dará inicio al pertinente procedimiento administrativo de sumario.

Al respecto, el director de Policía Ambiental, Adrián Rinaudo detalló:“El cese preventivo y precautorio de la granja implica que debe frenar el ingreso y egreso de cerdos, debe detener las actividades incluyendo la comercialización, garantizar el buen estado de los animales, eliminar de inmediato toda actividad contaminante y además regularizar la situación en cuanto a las exigencias requeridas por la Secretaría de Ambiente y la Secretaría de Recursos Hídricos para poder funcionar”.


Fuente y foto: Prensa Gobierno de la Provincia de Córdoba.


0 Comentarios


Dejar un Comentario

  • Quiénes Somos?


  • Galería de Fotos