[29 DE OCTUBRE] DIA MUNDIAL DEL ACV

El ataque cerebral es la segunda causa de muerte y la primera de discapacidad en adultos. En Argentina, cada 4 minutos una persona sufre un ataque cerebral.

El accidente cerebrovascular, es una afección causada por la súbita pérdida de flujo sanguíneo cerebral (isquémico) o por el sangrado (hemorrágico) dentro de la cabeza. Cualquiera de las dos situaciones puede provocar que las neuronas se debiliten o mueran, ya que sin oxígeno las células nerviosas no pueden funcionar. Las partes del cuerpo controladas por las regiones del cerebro afectadas, consecuentemente, también dejan de funcionar. Los efectos de un ataque cerebral son a menudo permanentes, ya que las células cerebrales muertas no se pueden reemplazar. Afortunadamente, por medio del reconocimiento temprano de los signos de un ataque cerebral y la búsqueda inmediata de atención médica se pueden reducir considerablemente las posibilidades de muerte y discapacidad, registró AIM.

Recomendaciones para evitar sufrir de ataques cerebrales

Para disminuir el riesgo de sufrir un ACV hay que actuar definitivamente sobre los factores de riesgo que se pueden modificar; es decir, aquellos principalmente relacionados con el estilo de vida:

  • Mantener un peso adecuado (tomar conciencia sobre los peligros de la obesidad o el sobrepeso)
  • Establecer un plan de alimentación saludable con un profesional capacitado
  • Realizar ejercicios físicos moderados en forma regular (en lo posible, al menos 45 minutos en forma diaria)
  • Controlar los niveles de colesterol, LDL colesterol y triglicéridos mediante análisis periódicos de laboratorio
  • Controlar la presión arterial elevada (medirse la presión regularmente)
  • Manejar el exceso de estrés mediante distintas técnicas de relajación
  • Prevenir o controlar la diabetes y la pre-diabetes con especialistas
  • No fumar y mantenerse alejado de quienes lo hacen
  • Beber con moderación bebidas alcohólicas (no más de un vaso en una comida)
  • Prestar atención a ciertos medicamentos que favorecen la formación de coágulos sanguíneos (por ejemplo: anticonceptivos)

¿Cómo reconocer un ACV?

Los síntomas del ataque cerebrovascular incluyen:

  • Adormecimiento, entumecimiento, hormigueo, o debilidad en una mitad de la cara, brazo o pierna (especialmente en un lado del cuerpo) de comienzo súbito.
  • Confusión, dificultad para hablar o entender el habla de otros de comienzo súbito.
  • Dificultad con la visión en uno o ambos ojos de comienzo súbito.
  • Súbita dificultad para caminar, mareo, pérdida del equilibrio o de la coordinación.
  • Súbito dolor de cabeza severo o extremadamente severo, sin causa conocida.

¿Cómo se manifiestan los accidentes cerebrovasculares y qué se debe hacer?

Cuidado con el dolor de cabeza grave súbito sin causa conocida.

En los accidentes cerebrovasculares mayores (la forma más grave de ACV), el síntoma más frecuente es una debilidad muscular repentina en el rostro, el brazo o la pierna, casi siempre de un solo lado del cuerpo. Otros síntomas consisten en la aparición abrupta de:

Dolor de cabeza grave súbito sin causa conocida, una alerta de ACV.

  • Dolor de cabeza intenso sin causa aparente
  • Adormecimiento del rostro, el brazo o la pierna, especialmente de un solo lado del cuerpo
  • Confusión, dificultad para hablar o comprender lo que se dice
  • Dificultad para ver con uno o ambos ojos
  • Dificultad para caminar, mareos, pérdida del equilibrio o de la coordinación
  • Desmayo o pérdida del conocimiento

Los efectos del accidente cerebrovascular dependen de la parte del cerebro que se haya afectado y del grado de afectación. Los ACV pueden dañar únicamente una parte del cuerpo, por ejemplo, la cara, un brazo o una pierna, pero también pueden paralizar todo un lado. Si el accidente es muy intenso puede ocasionar la muerte en forma instantánea.


Fuente: www.aimdigital.com.ar

Foto: cuyonoticias.com


0 Comentarios


Dejar un Comentario

  • Quiénes Somos?


  • Galería de Fotos