[CÓRDOBA] ¿PORQUE NO LLEGA EL GAS NATURAL AL SUR DE CÓRDOBA?

La llegada del Gas al Sur Provincial fue anunciada en varias ocasiones pero quedo en el olvido.

Con la llegada del frío y la proximidad del invierno, surge un interrogante y una preocupación entre los vecinos que habitan las localidades del sudeste cordobés:“¿Cuándo llegará el servicio de gas natural a los pueblos de la región?”. Tantas veces prometida y anunciada, la obra de gasificación de la  región Sur se hace esperar. 


El ambicioso proyecto del Gobierno de la Provincia de Córdoba contempla la construcción de un gasoducto troncal desde cercanías de la localidad de Malena en dirección hacia el sur; culminando en Huinca Renancó, cruzando las localidades de Vicuña Mackenna y Del Campillo. El Sistema Regional Sur consta además de 493 kilómetros de gasoducto y ramales, con 24 estaciones de superficie que beneficiará a más 80.000 cordobeses en 19 localidades de los departamentos Río Cuarto, Roque Sáenz Peña y General Roca. Esta obra tiene un presupuesto total de más de 1300 millones de pesos y es financiada mediante un crédito del Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social de Brasil (BNDES) otorgado a la Provincia por el que el gobierno provincial debía aportar un informe técnico de cómo sería el cronograma de vencimientos de pago acordado con el BNDES, puesto que el Banco Nación oficiaría de garante.


La importancia de esta obra de infraestructura radica en que no sólo contribuye a mejorar la calidad de vida, permitiendo calefaccionar las viviendas a un bajo costo, sino que además tiene una trascendencia estratégica y fundamental para el desarrollo industrial de la región. Pero por sobre todas las cosas, la falta de un servicio de gas natural afecta principalmente a los sectores más desprotegidos y vulnerables de la población, a quienes se les dificulta aún más afrontar el gasto en la calefacción de sus hogares.

 Â 

El mega emprendimiento ya fue licitado y adjudicado, incluso durante el año 2010 el entonces Gobernador Juan Schiaretti dió inicio a la construcción de la obra encabezando el acto de lanzamiento en Malena junto a intendentes de la región. Sin embargo, a casi 4 años del mencionado acto, los trabajos se encuentran totalmente paralizados y no llegó a construirse ni un solo kilómetro de gasoducto. Esto amerita preguntarse qué ocurrió durante este tiempo.

 

Según el actual mandatario provincial, José Manuel De la Sota, “el inicio de los trabajos está demorado porque el Banco Nación posterga desde hace más de 30 meses la última autorización para que la entidad brasileña deposite los fondos”. Se trata de un aval para que la Provincia de Córdoba pueda emitir letras de cambio que le permitan acceder a los recursos que debe girar el BNDES de Brasil. Por su parte, desde el Banco Nación señalaron al Gobernador que el trámite debía reiniciarse en el Ministerio de Economía. El argumento por el que la Nación le negó la autorización final para liberar el primer giro de 71 millones de dólares fue “la modificación por parte de la Provincia en los montos parciales de las cartas de crédito y un envío tardío del cronograma de pagos acordado con el Banco brasileño, que implicó importantes cambios en los montos parciales de las cuatro cartas de crédito que componen la estructura de la operación financiera.” En este sentido, la interrupción de la obra del gasoducto troncal sur constituye un problema de gestión: Existe una falla en la coordinación entre los niveles provincial y nacional que se explica, en parte, por la disputa política entre el Gobernador De la Sota y la Presidenta Cristina Kirchner en el marco de la interna del Partido Justicialista. Esto hace imposible que logren ponerse de acuerdo para destrabar el acceso al crédito internacional. Asimismo, una coordinación ineficiente atenta contra la calidad de la gestión pública y esto puede dar lugar a situaciones de corrupción.


No obstante, en marzo del 2013 los legisladores provinciales por la Unión Cívica Radical Rodrigo de Loredo y Eduardo Yuni confirmaron la responsabilidad de la Provincia en la paralización de la obra luego de una reunión en Buenos Aires con funcionarios del Banco Nación donde también reclamaron el esclarecimiento del destino de los 250 millones de dólares obtenidos de diversas series Boncor, cuyo destino exclusivamente debiera haber sido la construcción de la obra mencionada. A su vez, el último informe oficial del Gobierno provincial sobre el estado de situación de la misma fue difundido por el Ministerio de Agua, Ambiente y Energía de la Provincia también en marzo de 2013. Por lo tanto, hace ya más de un año que los responsables no brindan información oficial ni rinden cuentas a los ciudadanos al respecto. Por otra parte, también es pertinente aclarar que los municipios de la región no son responsables por la paralización de la obra ya que no cuentan con los recursos económicos necesarios para llevar adelante un emprendimiento de tal magnitud.


Hoy en día, los cordobeses del Sur asistimos a un abandono absoluto de la gestión provincial en materia de obras de infraestrucutra esenciales para el desarrollo: el olvido de los funcionarios nos mantiene en el atraso. Luego de haber pautado páginas enteras en los medios locales de comunicación promocionando la obra; tanto al Gobernador De la Sota como al Diputado Schiaretti se los ve más empeñados en sus proyectos políticos personales, especulando con candidaturas para las elecciones del 2015, que en cumplir con las funciones por las que han sido votados. También la diputada kirchnerista Carolina Scotto, quien durante la campaña del año pasado empapeló las ciudades de la provincia publicitando la consigna “Hablemos de Córdoba”, desde que asumió su banca en el Congreso no realizó ninguna gestión ni se la escuchó decir algo acerca de esta cuestión. Ante este cuadro, los ciudadanos nos merecemos una explicación al respecto.


Así las cosas, los vecinos del sur provincial seguiremos haciéndole frente al frío calefaccionándonos como podamos, mientras aguardamos la concreción de una obra cuyo destino es incierto. Al referirnos al gasoducto del Sur, los cordobeses diremos “Tarda en llegar…” como cantaba Gustavo Cerati en uno de sus tantos clásicos.

 

Por Álvaro Arroyo.


(Vecino de Vicuña Mackenna. Estudiante de la Licenciatura en Ciencia Política y Administración Pública de la Universidad Nacional de Río Cuarto)


* Los comentarios vertidos en esta nota son de exclusiva responsabilidad del autor.

0 Comentarios


Dejar un Comentario

  • Quiénes Somos?


  • Galería de Fotos