[MUNDIAL 2014] JUGADORES: GRACIAS, SIMPLEMENTE GRACIAS.

Jueguen con el corazón de los Héroes de Malvinas. Traben, con la fortaleza de las Madres de Plaza de Mayo. Corran, como lo hacen esos niños de Chaco, que caminan 15 kilómetros para ir a la escuela. Concéntrense, como Favaloro al momento de hacer el primer By Pass y Tengan la valentía de esos padres que buscan a sus hijos perdidos...

Es sin duda alguna, la máxima expectativa futbolística de los últimos 30 años. Es, también la única (y no exagero) oportunidad que tenemos los ARGENTINOS de festejar sin divisiones y distinciones de colores o ideales políticos.

De campeonar, será la máxima alegría que tendremos aquellos futboleros de ley. Si se da, voy a poder contarles a mis nietos, que tuve la suerte de relatar todos los partidos de local del ciclo Sabella. Pero más allá de ello que es una satisfacción personal, será el partido de nuestras vidas, como hinchas, y de sus vidas, como jugadores.

El partido de las vidas de: Romero; Zabaleta, Demichelis, Garay y Rojo; Perez, Mascherano, Biglia y Lavezzi; Messi e Higuain. No me quiero olvidar de Di María, Gago, Maxi, Agüero y Fede Fernandez, quienes fueron artífices principales de este proceso.

Desde mi humilde lugar, les pido que dejen la vida. Que corran y metan hasta que no puedan más, Piensen que están a 90 de minutos de pasar a la historia. Jueguen como si lo hicieran por su familia, por sus hijos y sus padres.

Acuérdense de sus infancias, donde alguno de ustedes se privaba de muchas cosas, mirando cuando le cortaban las piernas al Diego en el 94 y a más de uno se le caían las lágrimas.

Jueguen con el corazón de los Héroes de Malvinas. Traben, con la fortaleza de las Madres de Plaza de Mayo. Corran, como lo hacen esos niños de Chaco que caminan 15 kilómetros para ir a la escuela. Concéntrense, como Favaloro al momento de hacer el primer By Pass y Tengan la valentía de esos padres que buscan a sus hijos perdidos.

Pero también sepan, que si les toca perder, serán héroes. Por darle demasiadas alegrías a un pueblo golpeado y muchas veces desesperanzado que se aferró a sus hazañas como si fueran propias.

PD: Mañana Dios, estará con ustedes.


GRACIAS JUGADORES Y CUERPO TÉCNICO.

 

Julián Marengo.

0 Comentarios


Dejar un Comentario

  • Quiénes Somos?


  • Galería de Fotos